Descubre nuestra tienda online para gemelos y mellizos con los mejores DESCUENTOS por LIQUIDACIÓN

El colecho con gemelos o mellizos (I): Mi experiencia

Foto del autor

Por Somos Múltiples

Actualizado a

Portada » Archivo » Desarrollo » Sueño » El colecho con gemelos o mellizos (I): Mi experiencia

Últimamente se viene denominando como colecho esa práctica que muchos agotados padres llevan haciendo toda la vida en aras de su supervivencia; meter a los bebés contigo en la cama para que te dejen dormir un poquito más. El colecho con gemelos o mellizos funciona exactamente igual que con un solo bebé pero con dos particularidades: el espacio disponible en la cama es menor y es posible que te despiertes en medio de la noche con dos bebés pegándose entre ellos.

Y al final acabas convertida en un somnoliento daño colateral, y eso si no te has caído antes de la cama claro. Y es que es increíble el espacio que pueden llegar a ocupar dos diminutos bebés de poco más de dos kilos cuando se ponen a estirarse y a rotar sobre si mismos para coger postura.

 

Ventajas del colecho para padres de múltiples

gemelos o mellizos en la cama
El colecho te ayudará a descansar mejor y reducirá el número de despertares de tus bebés

Bromas aparte, la verdad es que practicar el colecho no sólo me ha ayudado a sobrevivir con dignidad durante los primeros meses de vida de mis mellizos sino que también me ha facilitado enormemente mantener la lactancia materna. Y es que ya he comentado muchas veces que  cuando los bebés son muy pequeñitos entran en un bucle casi infinito de mamar y dormir, y lidiar con dos bebés que te piden pecho cada hora y media es mucho más fácil si sus cuerpecitos están al alcance de tu mano. Esa es precisamente una de las grandes ventajas de la lactancia materna, que puedes dormir tranquilamente mientras alimentas a tus bebés. Así a priori parece difícil pero doy fe de que es perfectamente posible amamantar a dos bebés a la vez y dormir al mismo tiempo. Y es que la necesidad agudiza el ingenio, y si además tenemos en cuenta el cansancio acumulado de las primeras semanas, créeme si te digo que podrás dormir incluso amamantándoles de pie.

Aunque tus bebés sólo tomen biberón yo recomendaría el colecho igualmente ya que muchas veces cuando los bebés se despiertan tan solo buscan contacto, y solo con acariciarles un poquito en cuanto empiezan a protestar se vuelven a dormir. Una de las grandes ventajas del colecho es que te permite atender a tus bebés sin moverte de la cama. En cambio, si dejas pasar varios minutos antes de acudir a atender al bebé te arriesgas a que se espabile del todo y a veces tardan mucho en volver a dormirse, y más teniendo en cuenta que a ciertas horas de la noche un solo minuto se te hace eterno. Además, al tener a los bebés cerca, si uno se pone a llorar podrás cogerle rápidamente antes de que le de tiempo a despertar a su hermano y el problema se duplique.

También creo que el colecho ayuda a sincronizar los ritmos de sueño de los bebés, con las facilidades que ello conlleva a nivel organizativo, así como a lidiar contra los malditos cólicos del lactante.

Desde el punto de vista afectivo, la verdad es que dormir abrazada a mis dos bebés ha sido una experiencia maravillosa, sobre todo antes de que aprendieran a darme patadas y a tirarme del pelo 🙂 Aún recuerdo como me abrazaba a esos dos diminutos bebés, les acariciaba un poquito la cabeza y en unos minutos nos dormíamos los tres tan ricamente. Y es que echarse una siesta de dos horas en pleno puerperio es todo un lujo.

Poco a poco se han ido haciendo mayores y en vez de despertarme en medio de un griterío hambriento me despierto rodeada de sonrisas, balbuceos felices y besos babosos. Y yo, que nunca me he caracterizado precisamente por tener un buen despertar ya que soy más bien dormilona, puedo decir que han sido con diferencia las mañanas más felices de toda mi vida.

Además de las ventajas ya comentadas, añadir también que actualmente diversas asociaciones de pediatría recomiendan que los bebés duerman en la misma habitación que sus padres al menos los seis primeros meses como forma de prevenir la tan temida muerte súbita. Michael Commons, psiquiatra de la Universidad de Harvard, condujo una investigación que puso de manifiesto que la proximidad entre la madre y el bebé ayuda a regular la respiración del niño, los patrones de sueño, la actividad cardiaca y la temperatura corporal.

 

¿Cómo colechar con gemelos o mellizos?

Nosotros, como somos unos padres modernos donde los haya y además previsores, encargamos una cuna sidecar doble durante el embarazo, ya que desde el principio sabía que nuestra supervivencia a nivel físico y mental dependía de que lográsemos dominar con éxito el arte del colecho. Además, queríamos que los bebés durmieran juntos al menos durante los primeros meses por los beneficios que ello conlleva.

Aunque inicialmente les acostábamos en su cuna cada noche ocurría un extraño fenómeno inexplicable y es que ¡Nos acostábamos dos en la cama pero nos despertábamos cuatro! De hecho ha habido momentos en los que me he planteado meterme yo misma en la cuna sidecar en busca de un poco espacio.

colecho con gemelos o mellizos
Cuando eres padre de gemelos o mellizos el colecho se convierte en una herramienta de supervivencia

La verdad es reconozco que la mayoría de las veces me quedaba dormida lactando a los bebés en la cama, y otras veces estaba medio despierta pero no tenía ni fuerzas ni ganas de levantar los brazos para dejarles de vuelta en la cuna, me vencía la pereza. Cuando se despertaba el segundo bebé empujaba al primero hacia su papá haciendo hueco y ya está. Entonces podría decirse que nosotros hemos practicado el colecho intermitente o estacional, o sea que el nivel de ocupación de nuestra cama era variable a lo largo de la noche.

Pero también hemos practicado otros tipos de colecho como, por ejemplo, el colecho obligatorio cuando nos mudamos a la nueva casa y descubrimos que el canapé de nuestra cama no pasaba por la escalera. ¡Menudo papelón los cuatro durmiendo sobre un colchón puesto en el suelo!

 

¿Hasta cuándo colechar?

Creo que no hay una respuesta correcta a esa pregunta ya que es algo muy personal. Hay gente que dice que si metes a tus hijos en la cama contigo ya nunca podrás sacarlos y yo siempre respondo que ojalá que quieran seguir durmiendo conmigo cuando tengan 20 años (cosa que dudo pero, en cualquier caso, espero que para entonces ya no me tiren del pelo).

Personalmente no creo en los métodos de entrenamiento del sueño, ya que se trata de un proceso evolutivo y un patrón de sueño más estable es algo que se adquiere con el tiempo. Por ello nosotros decidimos colechar con los mellizos hasta que sus despertares se redujeran a uno o dos cada noche, sin poner un límite temporal específico. Y claro, al tener dos bebés cada uno ha evolucionado de forma muy distinta. Mi hija, por ejemplo, duerme fenomenal desde el verano pero nos daba pena mandarla a ella solita a otra habitación. Así que decidimos esperar hasta que mi hijo estuviera listo también o hasta que ya no cupiesen en la cuna.

Al final han pasado 15 meses y hace un par de semanas que estrenaron sus nuevas cunas. Mi hijo ahora duerme más o menos bien, con uno o dos despertares cada noche, si bien el cambio de habitación se volvió bastante urgente por la falta de espacio. Y mi hija sigue durmiendo como un tronco toda la noche. La verdad es que tenía bastante miedo a que el cambio alterase su ritmo de sueño pero ha resultado todo mucho más fácil de lo que esperaba. Quien peor lo lleva soy yo porque…¡Les echo de menos! Y es que cuando esperamos a que los niños estén preparados los cambios siempre son mucho más fáciles.

En el próximo post otra mamá de mellizos os contará su experiencia de primera mano.

Más información:

 

También te puede interesar:

[srp widget_title_hide=»yes» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include=»2059,325,375,1876,700″ post_include_sub=»yes» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»]

Madre de mellizos prematuros que un día decidió abrir un blog para compartir su (in)experiencia personal con otras madres. Administradora de Somos Múltiples y de la tienda para gemelos y mellizos Tot A Lot. Adicta a las redes sociales. Más info en la sección Autores. Puedes ver todas las publicaciones de Somos Múltiples en el Archivo de publicaciones.

Descubre más desde Somos Múltiples

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

19 comentarios en «El colecho con gemelos o mellizos (I): Mi experiencia»

  1. en mi caso, sigue siendo la unica forma de sobrevivir, a mitad noche acaban en mi cama y puedo seguir durmiendo unas horas mas. la gente me dice que muy mal, que no me los voy a sacar en la vida, pero a mi por ahora me va muy bien, me permite descansar un poquito mas y levantarme entre besos, tirones de pelo y alguna patada….menos mal que la cama la compramos de 180!!!!

    Responder
  2. Mis enanos duermen juntitos en una cuna al lado de mi cama desde que nacieron y es una gozada poder dormir abrazada a ellos cuando lo han necesitado. Ahora tienen cuatro meses y medio y ya casi no caben en la cuna pero me da mucha pena sacarlos de mi habitación y pasarles cada uno a una cuna…
    Aguantaremos hasta que se pueda porque me encanta!!!

    Responder
  3. Me siento muy identificada al leerte. Mis peques todavía de 5 meses duermen mucho mejor junto a nosotros. En la cuna sidecar (de ikea) solo duermen las primeras horas de la noche. Mi niña también es más dormilona y el niño se va despertando cada hora y media o dos. Me alegra leer que los has tenido así hasta los 15 meses, porque yo que estoy con lactancia materna, no tengo ninguna gana de que vayan a la habitación. Pero como dices tú, es una cuestión de espacio. Y sí, lo mejor son sus despertares con una sonrisa cuando ya han dormido lo necesario. Un saludo de mami a mami. (Yo también era muy dormilona).

    Responder
    • Hola María, es verdad que el colecho para mí también ha sido fundamental para mantener la lactancia materna porque si no con dos es una paliza levantarse de la cama cada 90 minutos. De todas formas si quieres mantener el colecho siempre hay soluciones como echar un par de colchones al suelo y dormir todos juntitos a la japonesa 🙂

      Responder
  4. Nosotros colechamos el primer mes y medio que estuvimos en casa después del alta, en casa de mis padres. Sólo teníamos allí una cuna de viaje para las tres, que sólo tiene una altura, la más baja, y dejarlas y cogerlas no funcionaba, se despertaban si se habían dormido comiendo, se molestaban las tres, y calmarles era un romperiñones. Así que mientras cenábamos nosotros, el primer sueño nocturno, sí lo hacían en la cuna, pero luego, según se iban despertando para comer, las ibamos dejando con nosotros. Casi siempre iban a la vez o seguiditas, y luego dormíamos 3 o 4 horas del tirón. Yo dormía siempre con una encima, rodeada de cojines, aunque yo no me muevo nada por la noche, y dormíamos de bien… Luego ya al venir a casa, que tenían 3 meses, las llevamos a sus cunas la primera noche, y ya tenían cogido su horario. Toma de cena hacia las 22.30, luego otra hacia las 4.30 y luego ya por la mañana, que me las metía otra vez en la cama, para dormir un ratito más. No hubo ningún problema. Ahora que ya son mayores, no se duermen aquí. Lo he intentado alguna vz que una lloraba, pero se ponen a jugar, a saltar, o lo que sea, así que las devuelvo rápidamente a su cuna… Pero estoy deseando que lleguen esas mañanas de sábado, cuando ya estén en cama, y vengan por la mañana con sus almohadas a dormir un rato con la ama, como hacía yo con mi ama cuando era pequeña (y no tan pequeña, hasta terminar el cole, todas las mañanas, cuando se iba mi padre, me metía a dormir un rato con mi madre!). Cada uno lo que le guste, pero sobre todo, lo que le funcione!

    Responder
    • Si es que, como he dicho antes, hay que aprovechar mientras son bebés y se dejan achuchar porque estos niños crecen muy rápido. A los míos les encanta también saltar en la cama y tirarse el uno contra el otro haciendo el bruto, pero eso por el día, por la noche teta y a dormir, o por lo menos yo sigo durmiendo, ellos que hagan lo que quieran je je

      Responder
  5. mis mellis cn 2 añs y medio duermen cn su mama,al papi lo tenems en otra cama jeje..pero esque hce tanto frio y estams tan agustito ls 3 calentitos jiji..es cieqto q echo d mens a mi marido pero es que mis chiquininos me necesitan a su laíto q sn muy pequeñs todavia 😉

    Responder
  6. Yo con mi hijo mayor coleche hasta los 5 años, osea hasta 1 1/2 mes atras… Nunca lo presione para que fuera a su cama por que yo tambien estaba muy a gusto con el… Ya decia yo que el solito se ira cuando estubiera preparado, y asi fue… Se cambio solo a su habitacion cuando sus hermanas llevaban 3 dias en la casa… Por que dijo que no lo dejaban dormir… Y con las bebes me da un poco de miedo pasar a pegarle a alguna… Pero al final todas las mañanas despierto con una o con las dos en la cama, aunque llevan muy bien lo de dormir en su cuna las dos juntas, cuando se despiertan como a las 5:30 am casi siempre a una de ellas le da por dormirse haciendo ruiditos y distrae a la otra.

    Responder
  7. Pues yo no practico el colecho, les tengo a mis mellis en una cuna al lado de nuestra cama. Con sólo un mes empezaron a dormir casi toda la noche (hasta las 6:00), y ahora, con apenas dos mesitos, se despiertan a las 8 de la mañana y duermen seguido desde la última toma que es a las 11:30. Me parecían demasiadas horas dormidos siendo tan pequeños, pero el pediatra me dijo que les dejara dormir, que era muy saludable. Respeto la opción del colecho, cada uno debe encontrar su manera de hacer las cosas, pero a mí me ha ido bien así con todos mis hijos.

    Un saludo.

    Responder
  8. La semana que viene, Isamel y Sergio cumplen 3 años y seguimos los cuatro en la misma cama…eso sí , tenemos 2m por 2’40 para poder descansar bastante bien. Estoy segurísima de que ellos lo disfrutan, pero nosotros mucho más..es maraviloso dormir con ellos y por supuesto despertarse. Yo aún recuerdo con muchísimo cariño dormir en la cama de mis padres, y aunque nos parezca algo raro, es lo natural. Lo recomiendo a todo el mundo…y quién no lo practique creo que se lo pierde…un saludo.

    Responder
  9. Hola me encanta leer esto, les cuento se hace muchos años cuando yo era niña coleche con mis papas durante muchos años y ahora lo quiero practicar con mis mellizos lo único que me da miedo es que soy madre soltera y me da pavor tirar a alguno… Saben si se puede hacer?

    Responder

¿Y tú qué opinas?