Descubre nuestra tienda online para gemelos y mellizos con los mejores DESCUENTOS por LIQUIDACIÓN

Los celos entre gemelos, mellizos y trillizos (I)

Coks Feenstra

Por Coks Feenstra

Actualizado a

Portada » El rincón de Coks Feenstra » Los celos entre gemelos, mellizos y trillizos (I)
Los múltiples deben compartirlo todo ya desde el útero. Por ello, sus celos pueden resultar más intensos.
Los múltiples deben compartirlo todo ya desde el útero. Por ello, sus celos pueden resultar más intensos.

Todos los hermanos sienten celos entre sí. Y también los gemelos, mellizos o trillizos. Los hijos nacidos de un parto múltiple no son una excepción.

Los celos tienen que ver con la lucha por la atención paterna. Cada uno quiere tenerla por sí solo, algo difícil en el caso de gemelos, mellizos y trillizos, que la tienen que compartir desde su primer día de vida. Su situación es distinta a la de otros hermanos. No solo por este hecho, sino también porque competir con un hermano o hermanos de la misma edad es más difícil que con uno de distinta edad.

Tener una estatura más baja comparada con tu hermano gemelo o perder contra él, que tiene la misma edad, duele más que cuando el hermano es mayor que tú. Por ello, en algunos aspectos los celos entre los múltiples son más vehementes que entre otros hermanos, aunque también es cierto que en algunos casos, como en los gemelos idénticos, los celos son menores, ya que se alegran de los logros del otro dada su gran complicidad (este tema lo trataré en el siguiente post).

 

Compartiendo desde el comienzo de su vida

Los gemelos, mellizos y trillizos ya luchan en el útero materno por el mejor sitio: Se empujan y se dan pataditas, aunque también se acurrucan el uno contra el otro, concilian el sueño al mismo tiempo y chupan el dedo del hermanito. Incluso hay imágenes de ellos en el útero donde se ve cómo se acarician y se consuelan.

Ello ya refleja la situación que durará toda su vida: atracción y rechazo; amor y lucha. En ninguna otra relación humana estas dos emociones están tan íntimamente vinculadas como en la suya.

En torno a los tres meses los gemelos empiezan a ser más conscientes de la presencia del otro y es cuando aparecen las primeras señales de celos. Por ejemplo cuando coges a uno en brazos, el  otro también rompe en llanto, señal de que también quiere tener tu atención. Es bueno hablarle para que también se sienta atendido. Y ya un poco más mayorcito se le puedes explicar (‘cariño, enseguida te cojo a ti’).

No obstante, esto no evita que tus hijos se empujen, se muerdan o se tiren del pelo con tal de evitar que el otro se adueñe de un juguete o de un abrazo materno. Todos los padres de gemelos, mellizos y trillizos vivís estos momentos y es lógico que más de una vez os desesperéis con tanta pelea y tantos celos.

 

Consejos para lidiar con los celos entre gemelos, mellizos y trillizos

Aquí os presento algunas pautas para haceros más fácil estas situaciones:

  • Sed realistas y no tengáis expectativas demasiadas altas en cuanto a su capacidad para compartir. Los múltiples tienen que aprenderlo igual que otros hijos, aunque a veces suponemos que al haber compartido el útero, les será más fácil. Es una idea equivocada.
  • Conoce el desarrollo normal de cualquier niño en cuanto al tema de compartir y jugar juntos. Ningún pequeño de dos años es capaz de esperar pacientemente hasta que su hermano le deje montar al triciclo. Lo más frecuente es que le dé un empujón con tal de que baje. Conviene tener dos (o tres) ejemplares de los grandes objetos, como triciclos, carritos, camiones, muñecas, garajes…etc.
  • Enséñales a hacer turnos. Puedes recurrir a un reloj de cocina que suene cuando le toca el turno al otro. Pon el intervalo de tiempo de tal modo que ni la espera sea muy larga ni el rato para jugar sea demasiado corto. El niño necesita poder jugar a gusto mientras dure su turno. Hay que ir probando. El intervalo de tiempo de espera puede alargarse a medida que los niños crezcan.
  • El cansancio les dificulta la capacidad para compartir. Así que mejor no esperar grandes cosas de ellos en las últimas horas del día. Sobreponeos a esta situación y proponedles alguna actividad relajante. ¿Quién viene a leer un cuento en mi regazo? ¿Quién quiere ver los Teletubbies? O ¿quién quiere una galleta de chocolate?
  • Reconócele a cada uno su derecho a tener sus cosas y sus juguetes. Los niños hasta los 3 años suelen ser muy posesivos. Todo es suyo. ¡Necesitan serlo! De este modo constituyen la idea del ‘yo’. Los juguetes forman parte de este incipiente ‘yo’ y les ayudan a formarse una identidad. Por tanto hay que aceptar que sean posesivos con sus pertenencias y ¡con las del otro! Procurad que tengan sus propios juguetes. Si son del mismo color, se les puede marcar con un distintivo como una pegatina. Los que llevan la pegatina azul son de Sergio y los con la pegatina roja son de María. Después de la fase de la posesión viene la de compartir. En torno a los cuatro ó 5 años compartir les resultará mucho más fácil. A esta edad el sentido del ‘yo’ ya está bien instaurado y esto evita muchas peleas.

En el siguiente post hablaré sobre cómo el carácter de los hijos influye en el hecho de que tengan muchos celos o no.

 

También te puede interesar

[srp widget_title_hide=»yes» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include_sub=»yes» tags_include=»peleas» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»][srp widget_title_hide=»yes» post_type=»page» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include_sub=»yes» tags_include=»peleas» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»]

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores. Puedes ver todas las publicaciones de Coks Feenstra en el Archivo de publicaciones

Descubre más desde Somos Múltiples

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

1 comentario en «Los celos entre gemelos, mellizos y trillizos (I)»

  1. Hola, hace una semana mis mellizos han estado en el hospital porque tenian gripe e infeccion de oido. El caso es que cuando hemos vuelto, uno de ellos se enrabieta por todo, y se pega a los pies de la madre gritando y llorando. Si le coge a veces se le pasa y a veces no. El problema es que puede llegar a ser casi todo el dia. Que podemos hacer para que las rabietas paren?
    Gracias y un saludo.
    Alejandro

    Responder

¿Y tú qué opinas?