Descubre nuestra tienda online para gemelos y mellizos con los mejores DESCUENTOS por LIQUIDACIÓN

Mis mellizos nudistas: La no-operación pañal

Foto del autor

Por Somos Múltiples

Actualizado a

Portada » Archivo » Crianza múltiple » Educación » Mis mellizos nudistas: La no-operación pañal
Los flamantes orinales esperando a ser estrenados
Los flamantes orinales esperando a ser estrenados

El nudismo está de moda, al menos en mi casa. Y es que desde hace un par de meses no hay nada que le guste más a mis mellizos que pasearse por ahí en pelota picada. En principio yo no tengo nada contra el nudismo, allá cada uno con sus aficiones, pero cuando los nudistas en cuestión no controlan esfínteres la convivencia se complica. Me reservo para mí los detalles escatológicos pero os podéis hacer a la idea.

Muchas madres están deseando quitarle al fin el pañal a sus hijos. Yo no. Es más, a medida que avanza el tiempo voy desarrollando una especie de fobia al tema. Me da muchísima pereza, tengo miedo a no saber hacer las cosas bien y que pasemos un mal rato y, lo peor de todo… ¡Quitarle el pañal a mis  mellizos significa que se hacen mayores!

Al principio fue mi hijo el que empezó a quitarse la ropa en cuanto me descuidaba. Claro, llevando un pijama de corchetes es fácil, con pegar un buen tirón salen todos los corchetes de golpe. Así que fui probando con ropa más sofisticada como pijamas con corchetes detrás, pantalones con cinturón incorporado, petos con miles de botones… Al principio el brote nudista remitió un poco, pero en cuanto mi hija se unió a la causa y empezaron a ayudarse el uno al otro, el proceso se hizo imparable.

Y mientras pasaba la fregona sin parar, y me iba haciendo experta en quitar manchas de caca de todo tipo de superficies, no dejaba de preguntarme una y otra vez si había llegado EL MOMENTO. Teniendo en cuenta que mis mellizos aún no hablan demasiado y que no piden pis ni caca, no lo veía muy claro. Y sobre todo, ¡Es que yo no estoy preparada!

Pero la realidad es muy cabrona, digo tozuda, y el hecho es que mis hijos ya no quieren llevar pañal. Así que empecé a pensar que tampoco perdía nada por intentarlo. Total, con que acierten a hacer sus necesidades en el orinal una vez al mes ya es una hora de limpieza que me quito.

En estas andaba cuando apareció un tuit de Victoria de Infaneto en mi timeline, a modo de ángel de la guarda, buscando a mamás blogueras que estuvieran a punto de iniciar la operación pañal. Me faltó tiempo para apuntarme, y antes de que me diera cuenta tenía estos dos fantásticos orinales que veis en la imagen en casa. Mientras abría la caja me iban entrando sudores fríos y no podía parar de pensar “¡Esto es real! El momento se acerca.”

El tuit que me obligó a enfrentarme a mis miedos

Además, he tenido la suerte de asistir a una charla de la siempre encantadora Valentina acerca del control de esfínteres, y por las pautas que nos proporcionó he llegado a la conclusión de que mis peques aún no están listos. O quizá mi hija sí, pero mi hijo casi seguro que no (las niñas suelen controlar los esfínteres antes).

Como podéis ver no lo tengo muy claro. Porque la cuestión es que mis hijos no me avisan cuando tienen ganas de hacer pis o caca, aunque tienen ciertas nociones acerca del tema. Por ejemplo, cuando mi hija se quita el pañal y hay caca lo señala y me llama la atención sobre el tema (y se aparta del desastre con cara de asco como diciendo “¡Mamá, recógelo ya!”). Y hoy me han cogido los dos de la manita para enseñarme escandalizados una caca que había dejado nuestro perro en el jardín.

Y entonces, ¿Qué hacemos? Bueno, pues como de alguna forma tengo que rentabilizar esta amenaza nudista contra la higiene y salubridad de mi hogar, he empezado la fase preparatoria de la operación pañal. El objetivo es que conozcan y se familiaricen con ese misterioso objeto llamado orinal. Así que saqué los orinales de su embalaje y me dirigí al baño con mis pequeños nudistas para enseñarles sus nuevos juguetes.

La primera pregunta que me surgió fue, ¿Y cómo les explico para qué sirve el orinal si no hablan? ¿Cómo asegurarme de que lo entiendan? Después de darle un par de vueltas al tema, y luchar duramente contra mi sentimiento de vergüenza, sólo se me ocurrió una forma de hacerlo (espero no perder a muchos lectores después de confesar esto); predicando con el ejemplo y utilizándolo yo misma delante de ellos. Y así es como a mis 33 añazos he vuelto a usar un orinal.

Mis mellizos observaron toda la escena fascinados (espero que de mayores no se acuerden de esto porque yo pienso negarlo tajantemente), mientras se desnudaban a todo correr para imitar a mamá. Así que se sentaron cada uno en un orinal, felices de comprobar que las reglas del juego implicaban tener permiso para estar desnudos.

Después de sentarse les propuse otro juego que consistía en cerrar los puños y gritar fuerte (para que “empujen”). Les dejé corretear, intercambiarse el orinal, cambiarlo de sitio… También estuvimos jugando a vaciar un vaso de agua en el orinal, y a tirar el agua después por el váter mientras le decimos adiós.

Por supuesto aún no han conseguido hacer nada en el orinal ni por casualidad. Ni siquiera estoy segura de que hayan entendido bien para qué sirve. Pero en cuanto ven el orinal se vuelven locos de alegría y se sientan inmediatamente. Claro, cualquier juego que implique andar en pelotas y pegar gritos les va a encantar, eso ya lo sabía yo.

Lo único que me preocupa es la cara que puso mi madre cuando le conté como les había enseñado a usar el orinal, ¿De verdad que soy la única que ha hecho algo así? Decidme que no, por favor…

 

También te puede interesar

[srp widget_title_hide=»yes» post_type=»page» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include=»3266,2989,2276″ post_include_sub=»yes» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»][srp widget_title_hide=»yes» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include=»3650,2327″ post_include_sub=»yes» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»]

Madre de mellizos prematuros que un día decidió abrir un blog para compartir su (in)experiencia personal con otras madres. Administradora de Somos Múltiples y de la tienda para gemelos y mellizos Tot A Lot. Adicta a las redes sociales. Más info en la sección Autores. Puedes ver todas las publicaciones de Somos Múltiples en el Archivo de publicaciones.

Descubre más desde Somos Múltiples

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

35 comentarios en «Mis mellizos nudistas: La no-operación pañal»

  1. Jajaja, lo que me he reído leyéndote!
    Creo que todas tenemos el mismo miedo, resaltando el que inevitablemente, nuestros niños crecen…
    A mi me animaron en la guarde, yo tampoco los veía, ni me sentía preparada, pero me arme de valor y paciencia y en cuestión de una semana lo controlaron,a veces no me creo que fuera tan fácil!
    Anímate, te van a sorprender

    Responder
  2. Te estoy imaginando jajajayo no lo hice pero tendrias q haberme visto cantabdo y bailando la cancion que me invente sobre el pipi cada vez q habia premio….sin comentarios. ..

    Algo que te puede ayudar es un libro sobre el orinal donde veran con todo lujo de detalles todos los trucos para decir adios al pañal, los dibujitos les animan mucho

    Por ptro lado las niñas siempre van mas adelantadas pero creo q en nuestro caso es una ventaja orque animan al hermano que enseguida se poca porqie a su hermana le cantan la cancion dichosa

    Animo amiga!

    Responder
    • Gracias por tu solidaridad, compañera multimadre 🙂

      Lo del libro lo he pensado pero es que no les hacen ni caso, es más, mi hija se dedica a comérselos. A ver si hay alguna aplicación para IPAD, que a la tablet le hacen más caso.

      Esto de ser madre es más duro de lo que parecía…

      Responder
  3. Bueno, nosotros también lo hicimos así, es que si no les enseñaba como iban a saber. jejejeje
    En nuestro caso fue diferente, el varón estuvo preparado primero y logró el control de esfínteres primero (tanto de pipí como de pupú) y fue el primero en no usar pañales para dormir.
    Suerte, esto no es fácil. Yo tampoco estaba preparada, pero después estaba feliz de no tener pañales en el medio.

    Responder
    • Gracias por tus ánimos guapa!

      Como se nota que las marcas no os leéis los avisos legales de las blogueras. En el mío, en el apartado Colaboración con marcas, pone textualmente: «En esta página no se hablará de ningún producto que no hayamos podido probar nosotros personalmente.» Y eso es lo que he hecho, ja ja ja

      Me volví a levantar apoyándome en el váter. Por cierto, el orinal se vacía estupendamente 🙂

      Responder
  4. No se que tiempo tienen tus niños,pero tienen que estar preparados,yo lo intente el verano pasado y nada y ahora ya estan sin pañal

    Responder
  5. Uf!!no veas como me identifico contigo. Mi niña fenomenal, le quite el pañal y no se ha hecho cacas nunca y pis 2 veces, vamos que le quite el pañal de dia y se noche. Pero mi hijo!!! Va a escape libre!!! Le da igual todo, puede ir cacao y meao y tan contento… La lavadora se me va a ir de casa…:'(

    Responder
  6. Jaaaaa! Buenísimo.
    Yo acabo de adquirir los tres orinales y estoy esperando que el tiempo se decida para dejarlos en pelotillas en el jardín y a ver si lo conseguimos… También estoy acoj…
    Dos de ellos ya lo han probado x lo mismo: ir desnudos! Aunque sin éxito. El tercero no le ha hecho ni caso.
    Ya os contaré…si recurro a tu método, jaaaa!

    Responder
  7. ay ay ay…Mis mellis tienen 3 añitos,y…Aún no los veo preparados :'( ya he echo un intento y ha sido un fracaso total,el caso es que saben perfctamemt para qué sirve el orinal,pero creo q aún no entienden el controlar las ganas,se lo explico mil veces y no hay manera,sty dsesperada ya…Y tranquila,q el enseñarles d manera q vean ellos para q sirve,yo también lo hice en su mmento 😉

    Responder
  8. jajajaja me ha encantado! Yo todavía no le he enseñado a Hugo a usarlo, y me parece una buena idea tu manera de hacerlo! :)))
    El jueves te cuento en el blog que tal va nuestra operación pañal.
    Un besazo!

    Responder
  9. Me siento muy identificada, hace 2 años me tocó la operación pañal con mis mellizas y lo pasé fatal, yo no solo no me veía capaz sino q tenía a mi tercera hija casi recién nacida, se lleva 21 meses con sus hermanas, y le estaba dando el pecho conque os podeis imaginar el agobio q tenía. El primer intento fue antes del verano y fue un desastre. En la guarde me animaban pero mis mellis no estaban preparadas y yo menos aún. El segundo intento fue en pleno verano y aunque una de las niñas lo iba cogiendo la otra no y yo estaba muy estresada con el tema así q volví a dejarlo. Y después del verano ya me dijeron en la guarde q tenía q concienciarme yo sobre todo porque estaba liando a las niñas y con ayuda de mi suegra al tercer intento lo conseguimos. Ayer empecé la operación pañal con mi tercera hija y aunque también me daba mucha pereza no lo estoy pasando tan mal…mis mellis ya con 4 años animan a su hermana y creo q va a ser + fácil aunque es un proceso duro y la verdad es que es muy importante q la madre esté preparada. Yo no les hubiera quitado el pañal nunca pero hay que concienciarse y ahora con la peque pues poco a poco. Un beso a todas las q estéis en este proceso y mucho ánimo.

    Responder
  10. Ay DIos! Nosotros estamos ahora mismo diciéndole adiós al pañal. NO ES FÁCIL, lo intentasmos en semana santa pero fue un completo desastre, así que decidimos dejarlo para cuando entrara el verano, pero desde hace dos semanas estas pequeñas solo quieren andar en pelotas, así que decidí empezar.
    Llevo un mes leyéndoles un cuento que se llama Adiós pañal. A ellas les encanta y adoran a Coco (el protagonista) y cuando les dije que íbamos a ser mayores como Coco les encantó la idea.
    Yo tenía mucho miedo porque mi experiencia anterior había sido muy estresante, pero ahora llevamos un poco más de una semana y casi nunca se hacen pis en cualquier parte, caca sí 🙁
    Seguimos en la lucha y honestamente, espero que termine pronto
    Suerte y PACIENCIA

    Responder
  11. yo estoy asustada!!!!!mis gemelas tienen 22 meses y creo q ya a llegado la hora pero como dice en el articulo la mami de los mellizos mis hijas no piden pis y caca aunq las palabras ya se las he enseñado para ir avanzando, pero aun asi creo q yo tampoco estoy preparada mentalmente para este momento ya que te das cuenta de q estan creciendo y que no te has dado cuenta.espero q ellaas lo lleven mejor q yo

    Responder
  12. Me parece genial lo de las bases!! Y eso deberían hacer tod@s los bloguer@s…probar personalemente los productos que recomiendan en sus blogs… Nosotros insistimos siempre en ello: pruébalo y nos dices tus impresiones, tanto las buenas como las que se pueden mejorar!!

    Un besazo, guapa!!!

    Responder
  13. Jajaja, yo el año pasado también prediqué con el ejemplo, mis hijas me miraron e imitaron entusiasmadas, luego miraban el orinal vacío como diciendo «¿y ahora?», así que ante mi desesperación perdieron el interés y acabaron usando el orinal para todo menos para lo que era.
    El cuento no se lo comieron y aunque les encantaba porque también iba acompañado de gritos y gestos maternales (si no lo conté mil veces…), seguían sin entender más allá del hecho de sentarse.
    Al final lo que funcionó fue el tema pegatinas en una especie de calendario, a la de x premio!
    Suerte y éxito!!

    Responder
  14. No, no eres la única, en mi caso ha sido el Sr. Crusoe y la Niña los encargados de mostrar la utilidad de ese aparatejo. Nosotros estamos en plena operación y empiezo a estar un pelin harta de pasarme el día en busca del pipi perdido. Mis mellis se hacen pis, te avisan despues y se parten de la risa…¿conspiración? ¿venganza? SOS!!!

    Responder

¿Y tú qué opinas?