Descubre nuestra tienda online para gemelos y mellizos con los mejores DESCUENTOS por LIQUIDACIÓN

Una de mis gemelas de año y medio se muerde las uñas

Coks Feenstra

Por Coks Feenstra

Actualizado a

Portada » El rincón de Coks Feenstra » Una de mis gemelas de año y medio se muerde las uñas

«Mis gemelitas recién cumplieron un año y medio y una de ellas se muerde la uñas. Es tan pequeña que no se cómo reaccionar y veo que conforme pasan los días, más le gusta llevarse los dedos a la boca y mordisquearse las uñas. He tratando de distraerla y no me está funcionando y también de regañarla y cuando me pongo seria y le digo que deje de hacerlo lo toma un poco a juego. Gracias y ojalá me puedan orientar.» Itzel

Querida Itzel:

Los hábitos nerviosos ayudan a los bebés a eliminar tensiones
Los hábitos nerviosos ayudan a los bebés a eliminar tensiones

Morderse las uñas es un hábito nervioso que le sirve para controlar sus tensiones. El día a día para un niño pequeño está lleno de grandes y nuevos descubrimientos y –cómo no- de momentos difíciles. Crecer requiere energía y causa también cierta tensión. No lo podemos evitar.

Regañarla es del todo contraproducente, ya que le causa tensión y por tanto el hábito aún va a más. En realidad, lo mejor que puedes hacer, es no hacer nada. Permítele esta manera de reducir sus tensiones.

Lo que sí le ayuda es que sigas una rutina en el día a día, ya que esto les va bien a los niños pequeños. Procura también que duerma suficiente (el cansancio empeora los hábitos). E introduce en el día a día momentos de relax, como leerles un cuento, tomar juntos un baño, ir al parque a correr y trepar…etc.

Si su hábito va a más, una idea es proporcionarle un pequeño objeto que quepa bien en su mano y al que pueda morder, como una pelotita o muñequita. Por tanto, este objeto sustituirá a sus uñas. También puedes optar por proporcionarle un chupete. El hecho de que se lleve cosas a la boca, en sí es normal. A esta edad es un gesto bastante habitual. La necesidad por chupar disminuye con la edad, pero va de poco a poco. Y hacerlo todavía con 18 meses no es extraño ni raro.

En caso de que sus uñas quedasen muy afectadas y se coma la piel a su alrededor, un remedio es ponerle guantes. Pero te aconsejo hacerlo solamente si fuera necesario; en este caso no le quitaríamos su fuente de tensión, por tanto la niña buscará otro modo para liberarse de ella, como por ejemplo enredarse el pelo… etc.

Te remito a un artículo mío que habla más extensamente sobre los hábitos nerviosos.

Un saludo muy cordial,

Coks Feenstra

 

También te puede interesar

[srp widget_title_hide=»yes» post_type=»page» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include_sub=»yes» tags_include=»consultorio» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»]

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores. Puedes ver todas las publicaciones de Coks Feenstra en el Archivo de publicaciones

Descubre más desde Somos Múltiples

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

3 comentarios en «Una de mis gemelas de año y medio se muerde las uñas»

  1. Mi hijo de 6 años, lo hace desde los 3, comenzo haciendolo cuando estaba en situaciones de estress, nerviosismo o algo nuevo, pero ya hoy en dia se le quedo la maña 🙁 ya no lo hace por nervios, solo lo hace….

    Responder
    • En este caso es posible corregirle este hábito. Acuerda con él una señal que le harás cuando le pilles haciéndolo. Lo necesita, porque él ni se da cuenta. Cuando reciba esta señal tuyo, tendrá que dejar este hábito. Elogíale para su buena colaboración, por ejemplo anotando en un cartel los días que lo hace menos de 6 veces (o según su frecuencia). En este día dibujas un sol. Y ante un número determinado de soles le das un pequeño premio.

      Responder

¿Y tú qué opinas?