Descubre nuestra tienda online para gemelos y mellizos con los mejores DESCUENTOS por LIQUIDACIÓN

Mi segundo aniversario como madre de mellizos

Foto del autor

Por Somos Múltiples

Actualizado a

Portada » Archivo » Crianza múltiple » Ser multipadre » Mi segundo aniversario como madre de mellizos
Vuestra tarte de cumpleaños también fue de Mickey Mouse, aunque no tan bonita como esta
Vuestra tarte de cumpleaños también fue de Mickey Mouse, aunque no tan bonita como esta

Ya sois oficialmente mellizos de dos años. Parece mentira pero en apenas unos meses habéis pasado de ser unos bebés que se ponian en pie torpemente agarrándose a los muebles, a ser dos inquietos niños ávidos de una curiosidad insaciable por todo lo que os rodea.

Ha sido el año de vuestros primeros pasos, vuestras primeras rabietas, vuestros primeros besos, vuestros primeros abrazos y vuestras primeras palabras. Y yo, afortunada de mí, he sido un testigo privilegiado de todo eso.

Han sido 22 maravillosos meses de lactancia que han finalizado cuando vosotros habéis creído oportuno cambiar el consuelo de mis brazos antes de dormir, por unas carreras por el pasillo. Nada ni nadie me podía haber preparado para veros crecer con tanta rapidez.

Mis pequeños bebés se han convertido en dos niños traviesos que huyen de mis brazos cada vez que intuyen que les voy a dar un abrazo o un beso. Ambos disteis vuestros primeros pasos en sentido contrario a mi cuerpo.[pullquote position=»right»] Cuanto más necesito vuestra cercanía, más reivindicáis vosotros vuestra independencia.[/pullquote]

Habéis perdido esa cara de bebés que os daba inmunidad frente a cualquier norma doméstica, y ahora os reís de mí descaradamente cuando os reprendo por realizar cualquier travesura.

Ya no puedo conteneros físicamente en ningún lugar, aunque sea por vuestro bien. Sabéis bajar de la cuna solos, habéis perdido el miedo a bajar escaleras sin que os tenga que dar la mano y ya podéis abrir todas las puertas de la casa sin ayuda de nadie.

Cada noche os negáis enérgicamente a dormir por miedo a perderos algo importante. Os empeñáis en comer solos aunque os tiréis casi todo el yogur por encima de la ropa. Me entregáis, orgullosos, vuestro chupete cada mañana, para demostrarme que ya lo sois lo suficientemente mayores como para prescindir de él durante el día.

Cada muro que trepáis, cada juguete que utilizáis, cada lugar que visitáis… Todo os sabe a poco. Me lo pedís todo con la avidez y la impaciencia de un hambriento crónico. Sois inconformistas por naturaleza, y cada vez me cuesta más seguir vuestro ritmo. A veces me pedís imposibles sólo por ver hasta donde estoy dispuesta a llegar para intentar complaceros, y yo me desvivo permanentemente por intentar estar a la altura de vuestras expectativas.

Ya no lloráis asustados cuando os despertáis por la mañana. Ahora os bajáis tranquilamente de la cuna, subís la persiana y os aprovecháis del silencio para saquear todos los objetos de vuestro armario antes de que nos despertemos.

Cada vez tengo que luchar más contra mí misma para poder llegar a ser la madre que quiero ser. Quiero tener más paciencia, ser más imaginativa, tener más energías, comprenderos mejor. Quiero llegar a ser algún día la mejor madre que podáis imaginar, aunque no deje de equivocarme constantemente por el camino.

Cada vez reinvindicáis con más fuerza vuestro propio carácter y vuestro papel individual en esta familia, a la vez que se sigue estrechando la unión entre vosotros y vuestro vínculo se hace más complejo. Ya no sólo sois una mera compañía el uno para el otro. Ahora sois rivales, cómplices, compañeros de juegos, cooperadores necesarios de vuestras travesuras. Hermanos mellizos. [pullquote]Dos polos opuestos en permanente tensión que necesitan pelearse tanto como necesitan quererse.[/pullquote]

Mi pequeño G, eres prudente, tímido, cariñoso, fan absoluto de Mickey Mouse y con mucho carácter. Y tú, mi pequeña C., sigues siendo, cada vez más, el pequeño milagro que ha ido esquivando con agilidad todos los obstáculos que ha encontrado en el camino, y no han sido pocos. Ese pequeño defecto en el corazón ya es apenas imperceptible, las revisiones médicas se han ido espaciando y, de forma pareja a vuestros logros, he ido dejando atrás a los fantasmas de las posibles secuelas de la prematuridad.

Arriba, en julio de 2012, y abajo en julio de 2013, ¡Cuánto habéis cambiado!
Arriba, en julio de 2012, y abajo en julio de 2013, ¡Cuánto habéis cambiado!

Aún manejáis muy pocas palabras, pero sabéis comunicar de forma efectiva lo que necesitáis a cada momento, y entendéis perfectamente casi cualquier cosa que os pida, aunque no siempre estéis dispuestos a concederme el privilegio de obedecerme.

¿Qué he aprendido este año? He aprendido tantas cosas que en este momento no sería capaz de nombrar ninguna, porque el aprendizaje ha sido tan rápido, el ritmo tan trepidante, que cada conocimiento se ha visto rápidamente sustituido por otro nuevo sin apenas tiempo para asimilarlo.

Si, parece que hemos sobrevivido otro año al reto de convivir los tres juntos durante 24 horas al día. [pullquote position=»right»]Este segundo año como madre de mellizos ha sido divertido, estresante, enternecedor, desesperante, gratificante y deliciosamente intenso… [/pullquote]Una convivencia repleta de contrastes, colores, luces, sombras y pequeños detalles que me derriten el corazón. Estoy deseando ver qué nos depara este nuevo año aunque sólo de pensarlo ya me agote.

Sois nobles, obstinados, tiernos, cariñosos, traviesos, juguetones, insistentes e incansables. A veces no podéis evitar venir corriendo hasta mis brazos para volver a ser bebés durante unos minutos. Otras veces os tiráis gritando al suelo para protestar vehementemente contra cualquier injusticia. No siempre es fácil estar con vosotros pero cada día conseguís que aprenda algo nuevo.

Queréis comeros el mundo a bocados cuando todavía os faltan dientes y aún necesitáis vuestro chupete para dormir tranquilos de noche. Y yo quiero acompañaros en el camino para redescubrir el mundo a través de vuestros ojos. Con el tiempo iréis comprendiendo que tan importante como comerse el mundo es aprender a saborearlo debidamente a cada instante.

 

También te puede interesar

[srp widget_title_hide=»yes» post_limit=»8″ post_content_length=»0″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include=»4122,630,4983,3177,4448,342,4433″ post_include_sub=»yes» title_string_break=»» string_break=»» nofollow_links=»yes» layout_mode=»multi_column»]

Madre de mellizos prematuros que un día decidió abrir un blog para compartir su (in)experiencia personal con otras madres. Administradora de Somos Múltiples y de la tienda para gemelos y mellizos Tot A Lot. Adicta a las redes sociales. Más info en la sección Autores. Puedes ver todas las publicaciones de Somos Múltiples en el Archivo de publicaciones.

Descubre más desde Somos Múltiples

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

17 comentarios en «Mi segundo aniversario como madre de mellizos»

  1. Me gustó la forma como lo has relatado, he vivido en estas cortas líneas todas tus palabras. Feliz segundo aniversario de multimamá! Que éste que comienza sea insuperable. Un abrazo Ysomar

    Responder
  2. Felicidades! Eres grande y seguro q tus estaran orgullosos de tenerte a su lado. y si, dejales leer todo lo q escribes… hazles un libro.. es puro AMOR.

    Responder
  3. Genial, como todo lo que escribes. Me he emocionado leyendo; parece que hubieras leído mi mente, que supieras lo que pienso y siento.
    Enhorabuena una vez más y gracias por hacernos partícipes de tus vivencias y por hacerme ver que no soy la única que está pasando por esta maravillosa locura!

    Responder
  4. Reconozco cada una de las sensaciones que describes. Por un lado intentar darles alas y por otro intentar retenerles bajo las mías. Te deseo lo mejor para los próximos años. Estoy segura de que lo vas a disfrutar tanto como lo vivido hasta ahora.

    Responder
  5. En primer lugar felicidades a los peques y a ti, por ser una supermamá.
    La verdad es que es un post precioso pero a la vez me da penita porque veo que ya está muy cerca el tener que decir adiós a mis bebés y …
    hola a las trastadas en grupo 😉

    Responder
  6. qué texto tan bonito y cuántas ganas de ir celebrando nosotros también nuestras primeras semanitas, y meses y años… cuánta magia! muchas gracias por compartirlo

    Responder
  7. Felicidades a esos pequeños Cumpleañeros y a Madre, a mis muñequitas les falta muy poco para su Cumple N° 2 y con tus bellas palabras has descrito totalmente mi tiempo como madre de Matilde y Emilia…
    «Este segundo año como madre de mellizos ha sido divertido, estresante, enternecedor, desesperante, gratificante y deliciosamente intenso…»

    Responder
  8. ¡Qué bonita carta a tus hijos! Como e han dicho, les emocionara cuando sean mayores. Es una preciosa exposiciones de emociones, con sus luces y sus sombras, y con mucho amor. Felicidades a los tres.

    Responder

¿Y tú qué opinas?