Descubre nuestra tienda online para gemelos y mellizos con los mejores DESCUENTOS por LIQUIDACIÓN

Cosas que agobian a una madre de mellizos de casi tres años (II)

Foto del autor

Por Somos Múltiples

Actualizado a

Portada » Archivo » Crianza múltiple » Cosas que agobian a una madre de mellizos de casi tres años (II)
Esta es la cara que tengo yo ahora mismo
Esta es la cara que tengo yo ahora mismo

El otro día compartí una pequeña parte de mi lista de cosas que agobian a una madre de mellizos de casi tres años. Y alguna de las lectoras tuvo incluso el atrevimiento de comentar que, dentro de lo que cabe, mi lista de agobios era bastante pequeña.

Bueno, pues aquí tenéis la versión (casi) completa de mis agobios más significativos, no os vayáis a creer que soy una superwoman o algo parecido (más bien todo lo contrario):

 

6. La hora de comer con mellizos

Y es que con el tiempo vamos de mal en peor. No voy a extenderme en este tema porque ya os lo conté en detalle en este post pero, ¿Y si les dejase a comer en el comedor el próximo año? ¿Eso no sería como tirar la toalla y delegar mis agobios maternales en el centro educativo? ¿Y si no les gusta la comida que preparan allí? ¿Cómo asegurarme de que comen bien?

 

7. Tener otro bebé después de los mellizos

Ya os conté que llevo mucho tiempo deseando tener otro hijo (más o menos desde el momento del parto de mis mellizos) pero, ¿Cuándo es el momento perfecto? ¿Cómo identificarlo? ¿Se pondrán celosos? ¿Se enfadarán conmigo? ¿Cómo me voy a apañar con tres niños si sólo tengo dos manos? ¿Y si falla la implantación de mi frigopeque y tengo que pasar por otro ciclo de FIV completo? ¿Y si mi hernia discal ataca de nuevo y me vuelvo a quedar coja cinco meses y esta vez con tres hijos? ¿Y si nunca consigo volver a quedarme embarazada? ¿Y si el próximo bebé resulta ser también prematuro? ¿Y si tengo que estar en reposo durante el embarazo y no puedo cuidar de ellos?

No os dejéis engañar por tantas dudas, sigo teniendo clarísimo que quiero tener otro hijo. De lo que ya no estoy tan segura es de que me apetezca pasar por otro embarazo…

 

8. Cuando me tratan de decir algo y no les entiendo

Es bien conocido que la fase en la que los niños aún no hablan bien generalmente coincide con el apogeo de las rabietas, ya que se sienten frustrados al no poder comunicarse. Pero, ¿Qué pasa con los padres? Porque yo también me frustro y me desespero como el que más.

A pesar de tener un gran dominio de su lenguaje gemelar, sigo sin entenderles bien la mitad de las veces. Y lo peor es cuando, después de un cuarto de hora discutiendo, pasa mi marido por allí y como el que no quiere la cosa me suelta: “El niño quiere pan, ¿Cómo es que no le estás entendiendo?” ¡Menudo desastre de madre que estoy hecha! ¿Donde se han metido mis superpoderes maternales?

Por ejemplo, el otro día mi hija me pedía insistentemente un bollo. Y yo como loca sacando toda la bollería del armario de la cocina mientras ella, cada vez más enfadada, me gritaba «¡Nooo! ¡Eso noooo!». Pues menos mal que pasó el multipapá por ahí porque parece ser que decir «bollo» es su manera de pedir… ¡Un globo! Fácil de adivinar no era, desde luego 🙁

 

9. Conseguir llegar a tiempo a la guardería por las mañanas

Desconozco como es posible que, por muy pronto que nos levantemos, siempre lleguemos tarde a la guardería. ¡Y vivimos a cinco minutos de allí! Es uno de esos misterios de la multimaternidad que nunca seré capaz de resolver. ¿Qué pasará cuando empiecen el colegio? ¿Qué podemos hacer para organizarnos mejor? ¿Debería tirar temporalmente la toalla y probar de nuevo en septiembre?

 

10. La integridad física de mi casa (y del resto de sus habitantes)

Conforme mis mellizos van creciendo, su capacidad de destrucción va aumentando a pasos agigantados. Han roto cosas de la casa que creí imposible romper, como por ejemplo, un escalón del jardín. ¿Cómo se puede romper un escalón del suelo? Pues muy sencillo, ¡Tirando una jardinera encima! Vale, tenía que haber quitado esa jardinera de ahí, mea culpa. Pero, ¿Y el resto de los muebles? ¿Quito también las paredes? Porque mi hijo hace meses se hizo una brecha al salir volando contra la pared.

Ellos no se dan cuenta de lo que hacen ni de las consecuencias que tienen sus actos pero, ¡Me van a destrozar la casa!

Y si sólo fuera la casa… Pero es que los habitantes de la casa también estamos en peligro. El otro día jugando con mi hija acabé sangrando por la nariz después de un manotazo. Mi marido recibe patadas diarias en “salva sea la parte”. Ahora les ha dado por alimentar a nuestro dinosaurio de juguete con hojas del jardín y no hay una planta que no haya sufrido su embestida. Y mi perro… ¡Pobrecito de mi perro, con 11 años y medio que tiene!

Lo peor es que cuanto más les diga que no lo hagan, más empeño le ponen a su afán de destrucción. Antes de que me lo sugiráis, también he probado a ignorarles, pero no funciona. Simplemente, les divierte destruir, es lo que hay.

 

11. Los puñeteros virus

Al principio me agobiaba que mis mellizos se contagiasen continuamente de todo tipo de virus, especialmente desde que mi hija acabó ingresada un par de días en el hospital. Ahora el problema no son ellos, somos nosotros. Si bien parece que su sistema inmunológico se ha habituado a ese caldo de cultivo de virus que es la guardería, en el caso de los adultos sigue causando estragos.

Después de haber superado hace 10 días una horrible conjuntivitis vírica que me tuvo fuera de juego más de una semana, ahora mismo os escribo literalmente temblando de frío y con una manta puesta sobre mis hombros. Ya sabía que algo andaba mal cuando ayer, de camino a una reunión, me puse a temblar a pesar de llevar dos jerseys de manga larga puestos y la calefacción. ¡Y el termómetro del coche marcaba 29 grados!

Cuando llegué a mi casa tenía más de 39 de fiebre, y desde que soy adulta no me ha pasado eso nunca, que yo recuerde. Hoy, además, me ha aparecido un punzante dolor de garganta que me impide comer nada que sea sólido. Básicamente me estoy alimentando a base de gazpacho, y me he dado 7 duchas en menos de 48 horas para rebajar la sensación de frío. Al menos puedo proclamar que ahora mismo estoy más limpia que nunca 🙂

A ver, padres y madres múltiples, ¿A vosotros también os pasa esto de poneros continuamente enfermos o soy yo que estoy especialmente baja de defensas?

 

12. Que mis mellizos se escapen

Bueno, este punto si que va muy en serio. Creo que todos tenemos un temor abstracto a que nuestros hijos se escapen o se pierdan pero últimamente este miedo se está conviertiendo en un riesgo bastante real dado que a mi hijo le ha dado por escaparse continuamente en la calle y, por contagio, a mi hija también. Y no sólo en la calle, también cuando estamos sentados en una cafetería de repente, y sin venir a cuento, salen corriendo como alma que lleva el diablo.

De momento corro bastante más que ellos pero, ¿Y cuando no sea así? ¿Cómo explicarles que deben tener cuidado con los coches? De momento estoy intentando instruirles en nociones básicas sobre semáforos y pasos de cebra pero creo que se centran demasiado en el ruido que hace el muñequito como para comprender la trascendencia de este tema.

Ayuda mamis de niños mayores, ¿Cómo conseguistéis resolver este tema?

 

13. Enfadarme porque no me escuchan

Cuando tienen una rabieta, o me piden algo que no debo darles, me bajo a su altura e intento explicarles, de la forma más comprensible posible, la razón por la que no puedo ceder. Pero da igual cuanto lo intente porque mis mellizos, una vez que han entrado en bucle, son incapaces de razonar, sólo me gritan sin parar. Y si espero a que estén más tranquilos, entonces parece que se han olvidado del tema y que la cosa no va con ellos.

No es que quiera explicarles cosas excesivamente complejas para su edad sino cuestiones tan básicas como que, cuando compramos algo, hay que entregarle el producto a la persona que está en la caja para que nos lo cobre. Y parece de coña pero esto en concreto mi hijo lo lleva fatal, a pesar de saber que en menos de un minuto se lo devolvemos, se agarra al objeto con todas sus fuerzas, se tira al suelo y, por supuesto, intenta salir corriendo con ello.

Esto es sólo un ejemplo porque la verdad es que no me escuchan nunca. Bueno mi hija quizá un poquito en algún momento pero mi hijo… buf.

Lo peor de todo es cuanto más me agobio más me enfado y, ¡Yo soy el adulto! ¡Tengo que mantener el tipo como sea! ¿Cómo romper ese círculo vicioso?

 

Definitivamente, creo que necesito urgentemente unas vacaciones en alguna isla desierta libre de virus… ¡Completamente sola! 

 

También te puede interesar

[srp widget_title_hide=»yes» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include=»7626,7424,5358,2629,4363,4841″ title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»][srp widget_title_hide=»yes» post_limit=»5″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» tags_include=»ser-madre» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»]

 

Madre de mellizos prematuros que un día decidió abrir un blog para compartir su (in)experiencia personal con otras madres. Administradora de Somos Múltiples y de la tienda para gemelos y mellizos Tot A Lot. Adicta a las redes sociales. Más info en la sección Autores. Puedes ver todas las publicaciones de Somos Múltiples en el Archivo de publicaciones.

Descubre más desde Somos Múltiples

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

41 comentarios en «Cosas que agobian a una madre de mellizos de casi tres años (II)»

  1. Adriana lo que es de admirar es que seas tan valiente de querer agrandar la familia, yo cada día menos ganas básicamente porque cada día estoy más cansada y porque me da pánico duplicar otra vez!!! Un beso

    Responder
  2. Ains…las tremendas rabietas y todo!! Hoy las mias la han liado xq estaban escalando x el.mueble mientras yo hacia la comida… Se enfadan si t sientas y t piden q t levantes xq si, aveces t levantas y se piran. Se han enfadado x lo q han apagado los dibujos, y mdio segundo despues berreando como locas xq era yo kien tenia q volver a encender la tele… Eso y muxo mas a llevado a una al castigo, la otra cuando se a cansado se a ido al sofa trankilamente. Pues en el rincon despues d a ver intentado hablar cn ella, cerrando la.puerta del salon a patadas…otra charla q no vale para nada, ah si si a valido a dejado d hacer eso, y a optado x darle patadas a la puerta cntra la pared q ya tiene un agujero de la manilla de la puerta…
    Eso solo hoy x la mañana… X la tarde han bañado la play q estaba sucia, y han bebido agua del cubo d fregar q yo me habia olvidado….
    Psdt; la comida milagrosamente no se a kemado!
    Ah!!! Y las comidas fatal…sea lo q sea! Ayer no kisieron merendarse tmpc un donuts y yogus bebido…asik imaginaros

    Responder
  3. joder es valiente la mama queriendo aumentar la familia mujer no te compliques mas ya estas pasando lo tuyo yo tengo un nene y una nena de 5 meses y yo sin leer esto ya se lo q me espera esto hace convencerme de o me matan ellos o me dara algo q dios nos de salud y paciencia a todas nadie sabe esto hasta q lo tiene suerte a todas

    Responder
  4. Lo comparto por completo… y consuela un poquito después de una tarde de rabietas espectaculares por no querer la ducha. Evidentemente, comparto la necesidad de una semanita de descanso… aiiiix… la maternidad k bonitaaa…;-)

    Responder
  5. Definitivamente se van superando! Los míos con 9, casi 10 meses me traen loca gateando por toda la casa… afortunadamente algo de práctica agarré con su hermana mayor, que si me ha tocado de primeriza, me habría vuelto loca!

    Responder
  6. Tengo gemelas de casi 5 años,cuando nacieron, sus hermanos apenas tenían 3 y 6 años,y todo lo que leo me parece un poco exagerado y desalentador para las futuras mamás múltiples.No es tan malo.

    Responder
  7. Madre mía, maja. Vaya dos figuras! Te has ganado ya una parcelita en en cielo…jajaja! Toda mi admiración por seguir teniendo ganas de otro…y si vuelven a ser dos??
    Yo ya he comentado alguna vez que, en la etapa de las rabietas, no está explicado en ningún sitio cómo tenemos que hacer los adultos para manejar la frustración que nos produce no poder gestionar el tema…porque yo se que ellos se frustran y lloran, y se tiran al suelo, y llaman a papa como si yo fuera un demonio…pero qué hago yo para controlar mi frustración? Un día me lanzo y les monto una de esas que ellos me montan a mí, a ver qué cara se les queda…jajaja!

    Responder
  8. buff,lo qe me he reido!!!esos dias fueron…los virus…creo qe los pasamos todos los 4 y a la vez…hubo una gastro apoteosica qe se extendio en navidad al resto de la familia…jajaja…los mios tienen ahora 5 años…muy divertido…si…jajaja

    Responder
  9. Ahh los mios tienes 1año 8 meses y no paran de pelear y correr por todas partes. En las noches la niña no se quiere dormir en su cuna y duerme con nosotros en la cama así que no descansamos nada ….

    Responder
  10. Parece q describes mis agobios y a mus hijos en todo…la casa???me estoy dando casi por vencida dl destrozo casi a diario q me tienen,cuando no es pintarme paredes,es romperme mosquiteras,tirar o columpiarse cn las cortinas,liados cn ls persianas,muebles;tirar cojin a la lampara…..y ya no digo mas porque me empiezan ls taquicardias;yo cn el cole en su momento tuve ms agobios pero llevan casi un curso y feliz ..tema comida eso mejor ni comento porq tendria q escribir un post y de los largos……..en definitiva q me voy contig d vscaciones adriana di fecha,lugar y hora y alli estare jijijijiji

    Responder
  11. Las mias tienen 1 año y 7 meses y estan terribles … lo q una no hace lo hace la otra y viceversa una de ella le pega y quita todo a la mas tranquila recibe castigo pero en pocas horas repite lo mismo ayy no quiero imaginarme a los 3 años

    Responder
  12. Mis niñas tienen 27 meses, no son destructoras pero si traviesas, tengo q estar encima todo el día para evitar cualquier accidente. Y lo de los virus ni me digas, mientras ellas andan ahí solo con mocos, a mi esos resfríos me quieren matar.

    Responder
  13. Nooo por dios!!! Los mios tienen 19 meses y la verdad que no puedo mas. Termino llorando del agobio y agotamiento. No quiero pensar cuando tengan esa edad. Me parece que me voy con vos a la isla pero no regreso nunca mas!!! Jajaja

    Responder
  14. Las mias tiene 6 meses y por lo que leo las cosas no se ponen mas faciles con el tiempo, ..jejeje…pero igual seguimos sintiendonos mas que dichosas de ser multimamas…y yo tambien pienso en un peque mas (dentro de vaaarios años), aunque no de otro embarazo, con el que tuve basta :)… pero solo Dios dira!

    Responder
  15. Me siento tannnnnn identificada que me da miedo jajajajaja. Los míos también se escapan con una facilidad pasmosa (he descartado llevar tacones para los próximos tres años), tienen el sofá destrozado de tanto saltar, aunque todavía estoy contenta porque no se han roto muchas cosas. Y yo también me estoy planteando tener a mi frigopeque…pero el terror me atenaza!!! Y yo ya tengo una edad….. ains. Bueno, eso sí, me río como una loca con su lengua de trapo y sus trastadas.

    Responder
  16. Madre mía! Y yo pensando todos los días que lo peor ya lo estoy pasando y que lo que viene será mejor….Eres muy valiente pensando en tener otro bebé!!!! Las mías tienen 15 meses y ya tengo todos esos agobios,….Ainsssssss!!! Pero bueno por lo que leo estamos todos más o menos igual, que tengo siempre la sensación de ser una quejica,…

    Responder
  17. Tengo varón y nena de 2 años y nueve meses y no te das una idea de lo ABSOLUTAMENTE identificada que me siento, es una lucha de la mañana a la noche con todo, trepan donde no deben, no se quieren sentar a comer, lloran por todo (y ni hablar si no durmieron la siesta), siempre están pidiendo algo y no saben esperar, pelean mucho y el varón siempre se va a las manos, pretenden caminar solos por la vereda ¡y la calle!, hacen berrinches interminables, rompen todo, DESORDENAN todo, todo el tiempo, etc, etc, etc…Cdo va a mejorar???!!!

    Responder
  18. Totatalmente identificada. Mis mellizos tienen 11meses y cada día es peor. Hace unas semanas decian mama y papa…ahora solo gruñen. El niño gatea sin mirar lo que tiene delante y no veais los golpes que se da contra la pared.
    Y A la hora de la comida les da por tirar el mantel…cada uno por un lado…y si no voy rápida a pararlos, se va todo al suelo. Este finde tenemos una boda y rezo para que no desmonten ninguna mesa.

    Responder

¿Y tú qué opinas?