Descubre nuestra tienda online para gemelos y mellizos con los mejores DESCUENTOS por LIQUIDACIÓN

El padre de mis mellizos

Foto del autor

Por Somos Múltiples

Actualizado a

Portada » Archivo » Crianza múltiple » Ser multipadre » El padre de mis mellizos

Durante este año de blog habéis podido conocerme un poquito, y también os he ido contando algunas cosas de mis hijos. Sin embargo, hasta ahora no he hablado casi nada del papá de los mellizos, y creo que hoy es el día más apropiado para hacerlo.

El padre de mis mellizos se llama S., y le conocí en otoño del año 2005, cuando aún no tenía ni de lejos ningún instinto maternal y cabía sin problemas en un pantalón de la talla 36. Estuvimos saliendo durante sólo dos meses y, aún no se bien cómo, acabamos viviendo juntos, ¡Qué locura!

El papel del padre es aún más importante cuando se tienen dos o más bebés
El papel del padre es aún más importante cuando se tienen dos o más bebés

S. siempre quiso tener hijos, pero yo me enfadaba con él y le decía que no podía ser, que éramos demasiado jóvenes. Años más tarde, empezamos a intentarlo y nos topamos con el monstruo de la infertilidad. Nunca podré agradecerle suficiente todo el apoyo que me dio durante ese tiempo y como aguantó pacientemente esos innumerables momentos de rabia, tristeza y desesperación. Nunca dudé que, además de ser un buen compañero, iba a ser un gran padre.

S. fue un gran padre incluso antes de serlo físicamente, durante esos siete meses de embarazo que me pasé en reposo temiendo que este no saliera adelante. En ese tiempo siempre me estuvo animando y dándome fuerzas, además de escaparse del trabajo para acompañarme a todas las revisiones médicas. Durante todo ese tiempo fue él quien se ocupó de la casa, de hacer la comida y de sacar el perro para que yo no tuviera que hacer esfuerzos innecesarios. Y también me acariciaba la espalda cuando estaba tan gorda que no sabía ya en que postura dormir y aguantaba mis lloreras cuando volvía del ginecólogo completamente desanimada.

S. pudo conocer a nuestros mellizos antes que yo y cuando los vio, tan pequeñitos e indefensos metidos en su incubadora, lloró. Los veía tan frágiles que tenía miedo a cogerles en brazos a pesar de que lo estaba deseando. Una semana después había adquirido tal destreza que parecía que llevaba toda la vida cuidando bebés.

Esos primeros días después del parto en los que yo no me podía mover de la cama y estaba separada de mis hijos se los pasó corriendo de un lado a otro sin protestar; de mi cama a la incubadora del niño, de la incubadora de la niña a mi cama, y de mi habitación a casa para sacar al perro y traerme caprichos para que no tuviese que comer esa comida horrible que me daban en el hospital. ¡El pobre estaba agotado!

El papel del padre en el puerperio es muy importante, y cuando se trata de dos o más bebés que encima están ingresados en Neonatos, yo diría que es crucial o al menos así ha sido para mí. Gracias a S. tuve la tranquilidad de saber que, aunque yo no podía moverme de la cama, mis mellizos no estaban solos en sus incubadoras. Y gracias a él también puede ver las primeras fotos de mis hijos que me enseñó desde su móvil lleno de orgullo.

Tampoco creo que hubiese podido sacar adelante la lactancia de nuestros mellizos en circunstancias tan difíciles sin su apoyo y su confianza. Hay gente que opina que cuando la madre amamanta al bebé en exclusiva deja el papel del padre prácticamente vacío de contenido durante los primeros meses, pero yo no estoy nada de acuerdo con este planteamiento, es más, en mi caso S. tuvo un papel importantísimo en este sentido.

En primer lugar porque siempre me apoyó y creyó en mí, y así pude superar mi inseguridad y falta de confianza como madre primeriza por partida doble. Él me transmitió la tranquilidad y confianza necesaria para tener éxito en esta tarea. En el hospital me ayudaba incansablemente una y otra vez a ponerme a mi hijo al pecho hasta lograr que lo cogiera y también me ayudó a desentrañar el misterio del funcionamiento de ese extraño artilugio denominado sacaleches hospitalario que una enfermera dejó en mi habitación después de mucho insistir sin más explicaciones.

Más tarde, ya en casa, era él quien me ponía los bebés en el pecho por las noches cuando, muerta de cansancio, era prácticamente incapaz de despertarme. Y también era él quien me ayudaba al principio a colocarme a los dos bebés en el cojín de lactancia para amamantarles a la vez.

Cuando mis mellizos tenían cólicos nocturnos, era él quien se levantaba en medio de la noche y les paseaba en brazos por toda la casa durante horas hasta que se calmaban, a pesar de que tenía que levantarse pronto para trabajar al día siguiente. Muchas veces se quedaba dormido en la cama abrazado a mi hijo después de realizarle un masaje especial –que yo intentaba imitar sin éxito- y que era lo único que lograba hacerle dormir. No han sido pocas las noches que ha pasado arrinconado en su lado de la cama en posturas imposibles mientras dos pequeñas criaturitas dormían plácidamente pegadas a su pecho.

No sabría cuantas horas han pasado mis hijos en sus brazos, dormidos o despiertos, pero estoy segura de que saldría una cifra con varios dígitos. A fecha de hoy mi hijo aún se despierta a veces en medio de la noche y en muchas ocasiones llega papá antes que yo a la habitación, aún sabiendo que mi hijo lo que quiere es teta y que al verle a él le rechazará sin piedad con patadas y manotazos.

Cuando S. llega por las tardes los niños oyen la puerta y comienza el alboroto. Lo primero que hace es quitarse el traje del trabajo y ponerse el traje de papá. Se tumba en el cuarto de juegos y deja que los niños se le suban encima, le tiren del pelo y le traigan uno a uno todos los juguetes que encuentran. Se sabe las canciones de todos los dibujos animados de memoria y no duda en improvisar cualquier baile para convertir un amago de rabieta en una sonrisa.

También ha sido siempre el encargado del baño de mis mellizos, y a pesar de que al principio le daba un poco de miedo porque no sabía bien como cogerles, hoy en día es todo un experto y como dice él, es SU momento del día. Después, suelo ir yo a la habitación a darle el pecho a los niños antes de acostarles y se quedan con papá hasta que se duermen. Generalmente cuesta mucho que se queden dormidos y siempre protestan un buen rato. Entonces S. echa mano de todo su ingenio y tan pronto se pone a bailar como les organiza un teatro improvisado de marionetas en la cuna para que no lloren y tenerles distraídos mientras que poco a poco van cogiendo el sueño.

Tengo tantas anécdotas que contar que no acabaría nunca. Desde el primer día ha estado completamente involucrado en la crianza de nuestros hijos superando todas mis expectativas. Gracias a todo su amor y su cariño la infancia de mis hijos estará llena de bonitos recuerdos que serán el pilar sobre el que se construya su vida adulta. Por ello, sirva este post para transmitirle todo nuestro reconocimiento y para recordarle una vez más aquello que tan bien sabe:

 ¡¡¡Te queremos super papá, eres el mejor padre del mundo!!!

 

También te puede interesar

[srp widget_title_hide=»yes» post_type=»post» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include_sub=»yes» tags_include=»pareja» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»][srp widget_title_hide=»yes» post_type=»page» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include=»1400,3438″ post_include_sub=»yes» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»][srp widget_title_hide=»yes» post_limit=»8″ post_content_length=»30″ post_content_length_mode=»words» post_date=»no» post_author_url=»no» post_category_link=»no» post_include=»2944,3143,2222″ post_include_sub=»yes» title_string_break=»» string_break=»…Seguir leyendo →» nofollow_links=»yes»]

Madre de mellizos prematuros que un día decidió abrir un blog para compartir su (in)experiencia personal con otras madres. Administradora de Somos Múltiples y de la tienda para gemelos y mellizos Tot A Lot. Adicta a las redes sociales. Más info en la sección Autores. Puedes ver todas las publicaciones de Somos Múltiples en el Archivo de publicaciones.

Descubre más desde Somos Múltiples

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

15 comentarios en «El padre de mis mellizos»

  1. Ay! Pero qué bonito!!! Si es que empezamos y no paramos… me has hecho recordar tantas cosas… dejó su trabajo para poder estar con ellas mientras estuvieran ingresadas, me ponía y me quitaba la cuña después de la cesárea cuando me negaba a levantarme por el dolor por las noches, ha trabajado horas como un burro y llegado a casa y bailado con sus niñas como si el día acabara de empezar, me ha hecho llorar de alegría tantas veces… Felicidades padres implicados del mundo, porque así la vida es maravillosa!!

    Por cierto, si es qeu nuestras vidas… empezamos a vivir juntos al mes de ser pareja… estamos hechas la una para la otra!!!

    Dale un abrazo a tu marido, que es un padrazo! (hoy el mío se ha animado con un post para sus niñas)

    Responder
    • Hola guapa, he visto el post de tu marido pero aún no he tenido tiempo de comentarlo, aunque me ha parecido muy tristes los comentarios que le hacía la gente, ¡Qué superficiales!

      Pues sí, creo que tenemos que conocernos urgentemente porque seguro que tenemos mucho más en común todavía 🙂

      Responder
  2. Que maravilla de post!! En muchas palabras he reconocido a mi valiente compañero de aventura en esto de ser multimadre! Feliz día a S que lo disfrute hoy y siempre… Un abrazo múltiple!

    Responder
  3. toy de acuerdo contigo sin el papa de mis mellizos me estuviera volviendo loca el igual q para ti ha sido un apoyo fundamental

    Responder
  4. Que bonito, mi marido y yo nos hemos emocionado muchísimo al leerlo, pues hemos sido papas de mellizos hace tres meses y es como si estuvieramos leyendo nuestra historia. Es increible pero hemos pasado por lo mismo y ahora al ver a mis bebés en casa, soy la persona más feliz del mundo. Felicidades para esos padrazos que no sabríamos que hacer sin ellos.

    Responder
  5. Felicidades a S y felicidades a todos los papis comprometidos con su papel de padres q luchan con uñas y dientes para que su pequeña familia siempre tenga un motivo para sonreir.
    He recordado tantas cosas al leerte…lastima q no haya tenido tiempo hoy de sentarme a escribir a mi papa preferido
    Un abrazo

    Responder
  6. Por esto y por otras muchas cosas mas es por lo que merece la pena el esfuerzo realizado para cuidar a los tuyos. Gracias.
    Saludos mellizudos.

    Responder
  7. Hola!! qué bonito artículo, felicitaciones a S, se ve que es un súper papá! mi esposo y yo estamos esperando mellizos hombrecitos(23 semanas), yo me he vuelto fan de tu blog y página! felicitaciones! y abrazos a la distancia para ustedes 4 desde Lima – Perú!

    Responder
  8. Que lindo articulo para los padres mi esposo y yo tenemos mellizos y es muy importante el apoyo del padre en la labor de la criansa de nuestros hijos domenica y ariel que llegaron un 8 de enero 2013 a nuestro hogar…

    Responder
  9. Estoy con lágrimas en los ojos, de alegría por supuesto. Isamel y Sergio cumplirán la semana que viene 3 años, y ahora en este momento están durmiendo con su padre…lo que me permite leer vuestras experiencias y revalorar lo muchísimo que hace por nuestros hijos…yo también les doy teta y sobretodo es gracias a mi marido..que como vosotras me sigue ayudando en todo diariamente..somos muy afortunados..

    Responder

¿Y tú qué opinas?